• Jordan 11 gamma
  • Jordan 2 Retro
  • Radar Yaoi: Analizamos Merlin

    IN A LAND OF MYTH AND A TIME OF MAGIC… blablabla MEEERLIIIN

    Esta es la historia de un joven moreno, que gusta vestir de rojo y azul, y dotado con poderes especiales que debe ocultar en secreto, …y que aun así los utiliza continuamente para salvar a sus amigos de alguna terrible amenaza en cada capítulo. Entre esto, y que lo que se narra es una precuela de la auténtica leyenda, (la que todo el mundo conoce, cuando los personajes son más mayores), todo parece indicar que hablamos de Smallville, pero se trata de la serie británica de la BBC titulada MERLIN, que actualmente va por la 3ª temporada, (aunque han confirmado una 4ª después.)

    Sshhh!!!

    Sus protagonistas son Merlin, un jovencísimo mago que llega a Camelot a pesar de que el rey Uther Pendragon condena a muerte a cualquiera que se relacione con la magia; y el príncipe Arthur. Si estuviéramos en Smallville, (inevitable la comparación) sería como el típico capitán del equipo de fútbol, malacostumbrado a que todo el mundo bese el suelo a sus pies porque es fuerte, valiente, y encima guapo. Por desgracia, eso también le ha dado un insoportable complejo de superioridad. Arthur trata continuamente a Merlin como a un criado. De hecho es su criado personal, ya que el joven mago encontró esta excusa para estar siempre a su lado y protegerle, porque una profecía le ha convencido de que tal es su destino.

    Y como suele pasar, la relación amo-criado, amor-odio, “tú me chinchas”-“yo te chincho más”… sólo puede acabar de una forma. La primera señal que dispara el radar yaoi se activa cuando Merlin demuestra que es capaz de beberse un veneno adrede con tal de proteger a su príncipe.

    Todo podía quedar en un mero gesto heroico, de no ser porque luego no para de gemir “Arthur… Arthur…” y a veces “Más deprisa…” cuando está delirando por el veneno en su cama. ¡¿Pero con qué estaría soñando?! O_O

    No importa que luego Arthur se lo “agradezca” mandándole a limpiar establos, fregar el suelo y cepillarle las botas. Se trata de una relación un poco masoca, pero el caso es que se convierte en una costumbre lo de salvarlo continuamente.

    Lo mejor es que, después de todo, resulta que Arthur también arriesga su vida muchas veces por su sirviente, y el signo más inequívoco de lo mucho que le importa, (pese a cuanto se esfuerza por disimularlo tratándolo como a un felpudo) es que se ofreció a acompañarle a su pueblo natal para combatir a unos bandidos, aun sabiendo que les superaban en número, y que probablemente morirían. Uno de los puntos clave de ese capítulo es cuando un ex de Merlin llamado Will no para de reprocharle al joven mago que si Arthur fuera tan especial ya le habría contado su secreto, (ayyy! ¡celosillo perdido!). Pero lo mejor, sin duda, es el hecho de que Arthur y Merlin compartan la cama!! Aquí la prueba:

    Los pies son los de Arthur XDD

    Esta serie ha dejado escenas muy hermosas para el fandom amante del Merthur (Merlin/Arthur) o del Arthlin (Arthur/Merlin). La más simbólica, probablemente, la de la prueba de las dos copas en la playa, en la que –de nuevo– el veneno es el objeto del sacrificio.

    Pero no son sólo imágenes susceptibles de interpretaciones ambiguas. El canon, (o sea, el contenido oficial) no desdeña joyas de citas como estas:
    “Dime, Merlin, ¿sabes caminar de rodillas?” (Arthur a Merlin, nada más conocerse. Se ve que ya se gestaba el slash XD))
    “Merlin, tu sitio está con Arthur. He visto lo mucho que te necesita. Sois las dos caras de una misma moneda,” (la mamá de Merlin a su hijo. Lo que se dice una relación con la bendición materna ^^)
    “Ningún hombre se merece tus lágrimas”, (Arthur a Merlin, en un emotivo momento del episodio “The Last Dragonlord”)

    Pero pese a la evidente química entre los dos, Arthur es quien más se esfuerza en mantener las apariencias. Esta escena lo demuestra:

    A: Whoa! ¿Qué haces?. M: Creí que querías un abrazo…

    En la red pululan bastantes fanfictions y fanarts. Lo cierto es que da gusto con sólo mirar los gifs animados y los icons que crea la gente por ahí con las capturas de pantalla. Colin Morgan y Bradley James, (los actores que encarnan estos papeles) son de lo más adorables <3
    Así que, si aún no conocíais la serie y os gustan los romances épicos, os la recomiendo.

    Radar Yaoi: Analizamos Saint Seiya.

    Vamos a demostrarle a Hitler que está equivocado y que Radar yaoi os puede hacer pasar un buen rato. Os voy a hablar de Saint Seiya, una serie muy importante en mi vida. Fue la que me abrió los ojos hacia un nuevo concepto hasta entonces desconocido para mí. Sí, estoy hablando del yaoi. Yo no sabía lo que era, ni siquiera imaginaba que tuviera nombre, sólo sabía que aquello me llamaba, me atraía como el lado oscuro de la fuerza.



    ¿Quién fue el culpable? ¿Quién fue el que lo empezó todo? Pues quién va a ser; Shun, el caballero de Andromeda. Un personajillo que nunca había llamado mi atención (pues la tenía toda concentrada en el cuerpazo de Shiryu) hasta que se le ocurrió hacer aquel numerito en la casa de Libra, imagino que sabréis a cual me refiero, a la famosa escenita de: “Hyoga, yo te daré calor”.

    Para los que no tengáis ni idea de lo que estoy hablando, no os preocupéis que os la voy a contar con detalles pues fue de esas cosas que marcan la vida y el televisor con las babas de una, ya me entendéis ;). Imaginaos a una adolescente que no se perdía su capitulito de Saint Seiya, imaginaos a un Hyoga “el cisne” encerrado en un bloque de hielo por su maestro Camus, que al parecer lo congeló para que no se lo mataran los demás y así de paso conservar su belleza para siempre (vaya con el maestro, otro que tal baila).

    Por supuesto, Hyoga es rescatado por sus compañeros que rompen el bloque de hielo gracias a las armas de la armadura de libra y a una nada desperdiciable exhibición de Shiryu. Pero, a pesar de haberlo liberado, Hyoga está muy debil y ellos no le pueden dar los cuidados necesarios… ¡No tan rápido! Que Shun SÍ que puede.

    Ya lo creo que puede.

    Él se ofrece para reanimar a Hyoga (total, sólo hay que calentarlo un poco). Así que les dejan sólos y, bueno, es entonces cuando a la adolescente empiezan a abrírsele los ojos como platos mientras que el caballerito de Andromeda acariciaba la mejilla de su compañero y, mirándole con ojos arrobados, explica que lo mejor para dar calor a alguien es ponerlo en contacto con otro cuerpo.

    De repente, aparece un plano de infarto, los rostros de ambos de perfil, ¡uno enfrente del otro! Para colmo, Shun cierra sus ojos y se acerca a los labios de Hyoga decidido a… a…
    A nada, porque en contra de lo que parecía, su cara pasa de largo escondiéndose detrás de la de Hyoga. Resulta que sólo iba a tumbarse a su lado (o a mordisquearle la oreja, ¿quién sabe?). En lugar del beso, la escenita termina con un Shun medio recostado sobre Hyoga como en una de las típicas poses peliculeras de parejita que acaba de hacer el amor, piernecita por encima incluida.

    Anda que no tenían mala idea los animadores.

    Bueno, alguno habrá que diga que todo este numerito es con la excusa de que tenía que descongelar al muchacho… Je, je… Pues si es así, ¿cómo es que a los diez segundos cambia de postura y se limita a sostener a su amigo en su regazo de una manera menos comprometida? Pues, al parecer, Shun sabía que sólo podría salvarle calentándole con su energía, nada de cuerpo contra cuerpo, ¿para qué tanto toqueteo entonces?…
    No era listo ni nada el Shun.

    Si es que… Qué cosita.

    Además, si fuera sólo esa anécdota, pero este chico las tenía para aburrir… Cuando no pecaba de incestuoso con su hermano Ikki, se liaba a piropear a su oponente como sucedió con Siren de Sorrento o Mime de Benetnasch (si es que eran muy monos. ¡Shun, yo te entiendo!). Sin mencionar que a él le tocaban siempre los más nenas (algunos incluso le superaban con creces como el caballero de Piscis). En resumen, todo en Shun era sospechoso, hasta la armadura (que tenía tetas) y la manera en la que se la ponía, y si no estáis de acuerdo, echadle un vistazo al capítulo de la casa de Aries.

    Shun, tú sí que molas.

    Pero limitar el slash que contiene Saint Seiya a Shun es quedarse corto. No terminaríamos nunca si nos pusieramos a hablar del rollito que se traen Seiya y Shiryu, o algunos Caballeros de Oro entre sí. Saint Seiya da para mucho más y ha inspirado a fans de todo el mundo a crear cientos de doujinshis, fanarts, y fanfics antes de que llegara Harry Potter, Naruto u otras. Será por algo, ¿no?

    EDIT: De esas casualidades de la vida, hoy nos hemos encontrado este video por Facebook y teníamos que ponerlo aquí. No tiene desperdicio XD.

    Radar Yaoi… Slash, todo empezó con Star Trek

    Bienvenid@s al primer post de Radar Yaoi. Sección que pretendemos sea divertida y nos haga afinar esa especie de sexto sentido que tenemos las fans de este genero y que nos hace ver yaoi hasta debajo de las piedras… Es decir, hasta donde a primera vista no lo hay. ;P

    Os dejamos con Reina Yadis, experta en el tema que hoy nos ocupa, y su pequeña introducción sobre el slash y sus orígenes.

    Kaze to ki no uta

    ¿Os imagináis cómo era sentirse fan del yaoi y del slash cuando ni siquiera existía un nombre para eso? Pero ese instinto ya estaba ahí, y en los años ’70 en Japón se publicó el primer cómic orientado al público femenino con temática homosexual, “Toma no shinzô” (el corazón de Thomas) de Moto Hagio. Al poco le seguiría Keiko Takemiya, con la famosa “Kaze to ki no uta” (La canción del viento y los árboles) que tuvo hasta versión animada.

    Eran historias bastante serias y profundas, pero sólo una década más tarde se desencadenó la verdadera fiebre por los dojinshis yaoi: historias hechas por fans, dedicadas a lo mucho que se querían los chicos más guapos de sus series favoritas. Los seguidores del yaoi de hoy le debemos muchísimo al capitán Tsubasa, a Saint Seiya y a otros de los años ’80. Sin esos Cisne/Andrómeda, Hiei/Kurama… probablemente hoy sería impensable encontrar nada de Light/L, Sasuke/Naruto, etc-etc.

    Lo curioso es que desde Occidente, y más o menos por la misma época, también comenzó el fenómeno del slash: relatos de fans, (o sea, fanfictions) que ponían a personajes masculinos de series conocidas en la misma situación que el yaoi. Los japoneses se centraron más en la parte gráfica. El slash occidental es, principalmente, obra escrita. Asimismo, igual que el yaoi tiene su inverso: el yuri, (relación chica/chica, pero siempre orientado al público femenino), el slash también tiene el femslash.

    Star Trek fue la primera serie que tuvo su fanfiction slash. La historia, escrita por Diane Marchant en 1974, se titulaba “A fragment out of time”, y aunque no se mencionaban los nombres de los protagonistas, -Kirk y Spok-, la descripción no dejaba lugar a dudas. Además, se incluía una ilustración.

    Kirk y Spok

    Después vendrían Starsky&Hutch, (la serie clásica, no la película de Ben Stiller y Owen Wilson), Quantum Leap, (en España “A través del tiempo”), X-Files, Stargate, Buffy… y la lista sería interminable. La cosa no se limita a la pequeña y la gran pantalla, también abarca la Literatura: Sherlock Holmes, las crónicas vampíricas de Anne Rice, el mundo de Dragonlance, Harry Potter… Hoy día, gracias al poder de la red, prácticamente cualquier serie, película o novela tiene su fandom especializado en emparejar chico/chico. Incluso se escriben historias inspiradas en personas reales: cantantes de rock, actores… Y el slash se presenta en todo tipo de expresiones artísticas: relatos, ilustraciones, photomanips (fotos manipuladas), retoques de subtítulos, audiofics…

    Y lo mejor de todo es que muchas de las personas que empezaron como simples fans escribiendo para darle rienda suelta a su imaginación, han llegado a convertirse en escritores profesionales en otros géneros.

    Lo malo a la hora de buscar slash en la red es que la mayoría está en inglés, lo cual no es problema si se trata de tu lengua materna, o se te da bien aprender otros idiomas. La buena noticia es que cada vez hay más autores/as de España y Latinoamérica, y al mismo tiempo traductores que se ofrecen desinteresadamente para transcribir esos relatos en diferentes lenguas.

    Gracias a los foros, las redes sociales y las comunidades en internet, cada vez es más fácil encontrar buena lectura. Estas son algunas direcciones que a mí, particularmente, me han ayudado mucho cuando quería buscar material en castellano:

    FANFICTION.NET: Aunque es una web anglo, contiene todo tipo de fics, y en todos los idiomas, incluido el nuestro.
    SLASHZINE.COM: ¡Una verdadera mina! Se trata de Intruders: el fanzine del Planeta Slash, una revista online a la que no le falta de nada. Está dedicada exclusivamente al slash sobre Harry Potter, pero contiene información de muchos autores que han realizado estupendos trabajos sobre otras series, películas y hasta obras originales. Imprescindible.
    STARSH.NET Una página que reúne a algunas de las mejores slashers.
    SLASHEAVEN.COM La última vez que la visité ya iba por 14820 historias O_O Y todas en español.
    SLASHFEVER: No es una web de fanfics, sino un foro para comentar y sentirse entre amigos que hablan tu mismo idioma (no me refiero al “espanish”, sino al slashero). Hay recomendaciones de fics, de series slasheables, de links, juegos, e incluso un rincón para los fanfics y fanarts de los foreros.
    BUENOSFICS FORO: Ya lo dice el nombre. Abarca todos los géneros, pero también tiene su espacio para el slash.
    AUDIO SLASH: Una comunidad de livejournal que ofrece audiofics en español. Ideal para cuando tengas los ojos cansados de tanto leer ^^
    AMOR YAOI: Casi 30.000 fanfic de momento, de todo tipo de series, slash y hasta originales.

    MEDIAMINER: Otra web multilingüe. Sólo hay que introducir la opción de idioma en la búsqueda.

    © Copyright Saihoshi - Designed by Pexeto
  • discount
  • experience
  • favorable
  • generalize
  • information
  • manufacturers
  • marketing
  • popularize
  • poster
  • quality
  • vender